Cathedralis silentii

( se abrirá
del lugar de nada el portón
de boca que lo cierra,
bajo el telar
vacío a cada paso

se abrirá
lento, tan apenas susurrado,
para mostrar del hueco
el espacio de ausencia,
lugar de nada, lugar
que es de lo narrado, o no,
ahora el escenario

se hará entonces
luz en el lugar de nada,
luz levemente
soplada como silencio
por entre los dedos abiertos
de la mano

y habrán
de ir y venir figuras
por el lugar de luz,
de nada
o de silencio )

Miguel Angel Ortiz.