La catedral del silencio 1

Serás, tú, entre el fugaz instante y el suspiro, luz en luz desierta que precede a la mañana, luz serás desde el silencio, desde dentro, desde el lugar deshabitado de las casas de los otros, luz más allá de los últimos sonidos, tú, ramillete de sangre y rosas, memoria del cuerpo y llaga, palabra y olor, hombre y mujer ahí hallados, en ese dédalo mío de escaleras y ascensores, entre el fugaz instante y el suspiro, luz, serás, en luz desierta que precede a la mañana.

Miguel Angel Ortiz.